Mundo político, un mundo raro

Columna de Geussepe Mesúa

Ayer llegué a mi modesta oficina y puse un CD, con canciones que para mi gusto son clásicas y que no pasan de moda en el gusto del público.

Estaba por cerrar los ojos cansado de leer las malas noticias, cuando empecé a escuchar una canción que se llama, Un mundo raro, interpretada por José Alfredo Jiménez. La letra dice más o menos así;

Cuando te hablen de amor y de ilusiones,
y te ofrezcan un sol y un cielo entero,
si te acuerdas de mi no me menciones,
porque vas a sentir dolor (amor) del bueno.
Y si quieren saber de tu pasado,
es preciso decir una mentira,
di que vienes de allá, de un mundo raro;
que no sabes llorar,
que no entiendes de amor,
y que nunca has amado.

Con dedicatoria de Narciso Agúndez para Luis Coppola.

Esta canción me llenó de inspiración, porque apenas el viernes primero de agosto, escuché y leí palabras del Gobernador de Baja California Sur, Narciso Agúndez Montaño y su secretario, Luis Armando, cuyas declaraciones fueron orientadas a la buena fe, la voluntad y el pleno ejercicio del derecho para resolver el problema del transporte.

El problema del transporte en el Estado, ha generado un efecto multiplicador en cuanto a la incertidumbre que en buena medida, existía en los turistas extranjeros que viajan a Los Cabos.

Incertidumbre que se transforma en desconfianza, porque en gran medida los policías han sido el principal factor de quejas de los turistas, y ahora han sido superados por la voracidad de los transportadores turísticos y taxistas.

Hoy por la mañana, en la mesa de Santa Anita había al menos 200 taxistas apostados amenazando que tomarían el Aeropuerto local, sin embargo, hicieron honor al dicho popular que dice; No hay loco que coma lumbre. Claro que no lo hicieron porque con la fuerza federal no se juega.

Al medio día, los taxistas bajaron en caravana de al menos 600 unidades desde el aeropuerto internacional de San José del Cabo, hasta Cabo San Lucas, haciendo un mítin en el Jardín Yenekamú.

En sus leyendas decían, Fuera el Gobierno Federal, apoyamos a los taxistas: En otras solo decía; Apoyamos a los taxistas.

Mientras eso sucedía, más de 300 unidades de Transporte Turístico y parte de la flota vehicular de los hoteles, ofreció servicio gratuito a turistas y nacionales que tenían necesidad de trasladarse a algún lado.

Lo que me sorprendió de muchos ciudadanos locales es que al preguntarles si les está afectando el paro de los taxistas, el 90% dijo que no, porque de todos modos, no le dan servicio al cliente local, a menos de que no haya turistas que los aborden.

¿PORQUÉ?, ESA CANCIÓN

Mire usted, al iniciar mi comentario les dije que la canción Un mundo raro, me inspiró para iniciar esta columna y bautizarla con ese nombre: Y es claro que tiene una explicación. Y es esta.

Cuando Narciso y Coppola eran candidatos, se convirtieron en vendedores de ilusiones, vendedores de amor y de promesas, pero al cabo de los días, se han olvidado de ellas y por ello dicen; Cuando te hablen de amor y de ilusiones y te ofrezcan un sol y un mundo entero. Si te acuerdas de mí, ni me menciones porque vas a sentir dolor del bueno.

Recordando tiempos viejos, cuando Narciso fue candidato a presidente municipal por el PAN, durante 15 días en 1995, Luis Coppola y Héctor Jiménez, presidente del PAN, se opusieron de forma visceral y arrogante para que el Comité Ejecutivo Nacional, diera legitimidad a su candidatura, y finalmente, despojaron a Narciso de ese derecho, para ser candidato por el Partido del Trabajo y hacer perder al candidato de Coppola, de nombre Sebastián Romo.

Desde entonces el PAN, no se levanta de la lona y las diferencias entre Narciso y Coppola se han elevado a la cuarta potencia.

Durante las elecciones del año 2005, le tocó a Narciso Agúndez ser candidato a Gobernador de Baja California Sur por el PRD, y uno de sus principales detractores fue Luis Coppola, a pesar de que el principal oponente de Narciso fue Rodimiro Amaya Téllez, de quien se dice que vendió la causa para aplastar a Coppola.

Entre Rodimiro y Narciso, borraron del ánimo popular a Coppola, en venganza por aquel desaire que le hizo cuando era candidato del PAN. Y a partir de esa derrota, el señor Coppola sigue sangrando por una herida que parece que es incurable. Aunque acusa de ello al ex presidente del PRD, Leonel Cota Montaño, quizá para no recordar el pasaje del 95.

En el año 2007, Luis Coppola, consiguió ser candidato a Senador por la vía directa, toda vez que le ofrecieron la plurinominal pero en un escalón que no le permitiría acceder a la senaduría, por ello, decidió luchar por la libre para ganar el segundo espacio, cobijado por el fuerte crecimiento que Felipe Calderón, el Presidente de México, había logrado en tan solo siete meses de campaña.

En ese año, Coppola perdió con Josefina Cota quien logró 68 mil votos, una mujer de personalidad gris, una verdadera desconocida, sin perfil de legislador, sin conocimiento y sin propuestas, incluso, perdió ante Felipe Calderón, porque Coppola alcanzó 51 mil votos mientras que Felipe Calderón casi llegó a los 60 mil, siendo del mismo partido.

Asi las cosas, Narciso Agúndez se apuntó un nuevo triunfo por encima de la arrogancia del ahora Senador que no ha sabido asimilar las derrotas y sacar provecho de ellas, como lo haría un buen guerrero.

UN BUEN GUERRERO

Se preguntarán, ¿Qué hubiera hecho un buen guerrero?. La respuesta es simple.

Narciso tenía escasos 12 meses de estar en el poder cuando Coppola fue investido de Senador. Y como buen político, no solo con deseos de trabajar por su Estado y demostrar que sabe negociar con inteligencia y humildad, se hubiera apersonado en el despacho de Narciso y dialogar, ponerse a la orden, hablar de BCS y trabajar juntos por este hermoso Estado, sin colores, sin rencores y sin resentimientos. Pero no lo hizo.

Lejos de ello, endureció sus críticas contra Narciso a través de su Diario, criticando, cerrando caminos, cerrando espacios de diálogo y cerrando cualquier indicio de reconciliación.

Desde luego, mal asesorado por la mente retorcida del director de su Diario y los Macías de Lara que mala sea la hora en que se le colaron.

Para la campaña del 2007, el Senador Coppola, fue dominado por la arrogancia y en su ilusión de ser líder del PAN, PRI y PVEM, buscó la Coordinación Estatal de una Alianza de Partidos, sin medir las consecuencias.

Este fue su peor error, porque quienes pretendían integrar la alianza, tuvieron como principal blanco a Narciso Agúndez y a Leonel Cota.

Para colmo de males, Coppola asume el papel de líder moral y protector de Celestino Atienzo, candidato del PAN a la diputación local, siendo Presidente de la Unión de Transportadores Turísticos de BCS, quienes se han constituido como los principales enemigos de Narciso Agúndez por su vínculo muy estrecho que tiene con taxistas y transportadores diversos.

La guerra entre taxistas y transportadores se vino fuerte, al grado de que durante las elecciones, el gobierno local, empleó a al menos 500 unidades de taxis para llevar acarreados a las urnas, y a la par de ello, el gobierno incitó a sus activistas a la violencia, la intimidación y a la inhibición del voto, barriendo prácticamente con Celestino Atienzo. Una derrota más de Coppola ante Narciso.

No se que es lo que falta. Porque en tanto los principales funcionarios que deben trabajar por BCS, Narciso y Coppola, se están peleando, el destino va para abajo, el turista desconfía y la gallinita de los huevos de oro está muriendo.

Ambos personajes deben despojarse de esa soberbia y arrogancia que los caracteriza, para que las cosas marchen mejor en nuestro Estado.

Es lógico que Luis Coppola, desea ser Gobernador y Narciso Senador, pero el primero debe saber que Narciso la tiene más segura, por lo mismo; Este es mi consejo; Si no puedes con el enemigo, ignóralo o únete, porque si lo sigues criticando y vituperando, lo convertirás en un mártir para seguir siendo tu verdugo en las urnas.

Notas relacionadas

Acerca del Autor: Alonso Mendez Suriano

Reportero con más de 25 años de experiencia en política sudcaliforniana. Fundador de FórmulaBCS y El Mensajero del Sur. Colaboró con Diario Peninsular, Diario El Sudcaliforniano, Tribuna de Los Cabos, La Opinión de Los Cabos y algunos medios nacionales. Falleció el 25 de Junio de 2017 en San José del Cabo, Baja California Sur, México.

1 Comment

Comments are closed.