El desorden y el gobierno en B. C. S.

En La Mira de Alonso Méndez

Los taxistas y el negocio de unos cuantos

La Seguridad a la par de la simulación

Al Grano

Los transportadores turísticos, los taxistas, los policías, los inspectores del transporte, el gobierno estatal, el municipal y el federal, tienen una opinión muy personal sobre el problema del transporte, y como los niños que se robaron el dulce que escondía la abuela, se culpan unos a otros para confundir a la viejecita, pero en esencia, todos son responsables porque compartieron del botín del ladrón de dulces.

Es así como me gustaría tipificar lo que pasa en nuestro Estado, donde la autoridad estatal, siente que descubrió un tesoro al llegar al poder, y como lo hacían los piratas que le robaban a los más débiles, cuidan su tesoro sin importar que en la defensa de ese tesoro, se pierdan vidas, se pierda orden y se pierda la visión de estado.P1070835

Camiones de lujo son desplazados por el Estado, argumentando que le quitan trabajo a los taxistas.

Los factores que han favorecido la baja de turistas hacia Los Cabos, son varios, pero no podemos negar que el que mayor daño le ha causado, es el conflicto del transporte turístico y los taxistas.

Quiero comentarles que el transporte turístico llegó a Los Cabos como una necesidad del crecimiento poblacional, del desarrollo y de la falta de un servicio profesional en esta materia.

Pero lejos de iniciar diálogo con los taxistas para asociarse y crear empresas locales, los transportadores turísticos los ignoraron. Porque los verdaderos taxistas, nunca se preocuparon en mejorar en su cultura, su educación, su perfil de empresarios y la modernización de su flotilla de unidades.

Es por ello que aún vemos circular vehículos tipo panel Dodge y Ford, 1976 y automóviles Grand Marquiz 1975, con choferes que aún dicen, (Alto pa´bajo, endenantes, polecía, Ta´güeno y otras barbaridades). Eso es envejecer siendo jóvenes, y ver el futuro con miopía. F5junio2

Todos podemos convivir y trabajar en Los Cabos, el Gobernador lo debe entender así, pues sabe que dependemos del turismo.

La gente de Los Cabos, no es la misma de hace 15 años, la cultura se ha diversificado, la forma de vida ha cambiado y la educación se ha transformado, pero el servicio de taxis, sigue siendo el mismo en cuando unidades, pero selectivos al discriminar a familias humildes.

Este comportamiento ha permitido que las transportadoras turísticas, ganen terreno y fortalezcan sus posiciones en una actividad donde el gobierno estatal, forma parte del problema, en virtud de que la familia en el poder, se obsequia concesiones para camiones de carga, transporte de personal, transporte escolar, trasporte de basura, transporte urbano, transporte turístico y de taxis.

EL GRAN NEGOCIO

En comentarios de columnistas nacionales, he leído lo que opinan del transporte en BCS, y coinciden en que ha representado un gran negocio para los concesionarios de taxis y para el gobierno, porque genera una gran rentabilidad política para el PRD, sin importar que esa ambición, esté dañando la imagen de Los Cabos.

Hoy estamos viendo los resultados de este problema. La economía local se ha desplomado. Y por primera vez, el IMSS, ha reconocido que en julio, bajó ligeramente la captación de afiliados y se debe al dramático desplome de la actividad turística.
Es de todos conocido que Leonel Cota, obligó a los legisladores locales a crear un reglamento que permitiera el bloqueo de transportadores turísticos, quizá para favorecer a taxistas o quizá para crear su línea de camiones Suburcabos y de ahí, crear las nuevas líneas de lujo que Transporte Águila ha estado operando.

El negocio es más del gobierno que de los trabajadores del volante. Pero los taxistas no se han dado cuenta que el Gobierno estatal, los ha estado utilizando para que sean serviles al PRD. Y los pone como carne de cañón sin importar el daño que le están haciendo al municipio, mientras que los funcionarios, se llenan las bolsas de dinero.

AL GRANO

Y LA SEGURIDAD.. Bien gracias. Mientras el problema crece, la seguridad se complica, porque por un lado, se distrae a elementos policíacos para que persigan transportadoras turísticas y por otro lado, permiten que los líderes sigan invadiendo terrenos en riesgo.

Hoy el robo a casa habitación ha incrementado, pero no es por culpa del Director de Tránsito, sino, por los despidos de obreros, de meseros, de jornaleros en general que al no tener un oficio profesional, se van a lo fácil, a quitarle al que tiene, lo poco que con tantos sacrificio ha logrado. Gracias señor Gobernador por su mala administración estatal. Es usted tan inepto, como todos sus legisladores.. Hasta aquí por hoy

Notas relacionadas

Acerca del Autor: Alonso Mendez Suriano

Reportero con más de 25 años de experiencia en política sudcaliforniana. Fundador de FórmulaBCS y El Mensajero del Sur. Colaboró con Diario Peninsular, Diario El Sudcaliforniano, Tribuna de Los Cabos, La Opinión de Los Cabos y algunos medios nacionales. Falleció el 25 de Junio de 2017 en San José del Cabo, Baja California Sur, México.